Insólita fuga de tres presos: una soga con un gancho para saltar por el muro

Ocurrió en la Unidad N° 47 de San Martín. Investigan si hubo complicidad de los guardiacárceles.

Atrapado. Un detenido (centro) se había ocultado detrás de un árbol, pero los guardias lograron recapturarlo. Otros tres huyeron. MARIO SAYES

Otra insólita fuga vuelve a poner en escena la fragilidad del sistema carcelario. Ocurrió esta tarde en la Unidad N° 47 del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB), en José León Suárez (San Martín). Inspectores de Asuntos Internos del Ministerio de Justicia provincial se encontraban en el lugar para determinar si existió responsabilidad o complicidad de guardiacárceles.

El escape se produjo desde el patio del pabellón N° 1 y fue advertido cerca de las 16 cuando los guardias hicieron el recuento de internos luego de que terminara la visita de fin de semana. Según se indicó, el método usado fue una soga con un gancho para saltar del muro hacia la libertad.

Fuentes oficiales confirmaron a Clarín el hecho y añadieron que los tres prófugos tienen antecedentes por robo con uso de armas y que dos de ellos estaban purgando condenas de siete años de prisión.

La Unidad N° 47del Servicio Penitenciario Bonaerense.

Los tres reclusos que lograron huir estaban detenidos por robo con uso de armas, dos de ellos con condenas a 7 años.

En los últimos días, la Comisión Provincial por la Memoria (CPM) denunció un “récord de detenidos” en las cárceles de la Provincia.

“A fines de 2016, la población detenida a disposición del Poder Judicial de la provincia (detenidos en comisarías, alcaidías judiciales y bajo arresto o prisión domiciliaria) fue de 38.681. A julio de 2017 alcanza los 41.729. (37.208 en Cárceles y Alcaidías, 2.944 en comisarías y 1.575 en monitoreo electrónico)”, indicó el reporte.

Ya a principios de año, en marzo, la Unidad N° 47 de San Martín atravesó un episodio de descontrol: un preso se fugó de su pabellón y se subió a los techos. Su objetivo era asesinar a otro interno. Pero los agentes lograron detenerlo: tuvieron que subir al techo y comenzar a tirarle balazos de goma.

Este penal ya fue noticia durante 2016 por la muerte de un guardiacárcel, quien falleció tras contraer hantavirus, producto de un enorme basural infectado de ratas ubicado a pocos metros de los pabellones para dormir.

Gracias por calificar! Ahora puedes decirle al mundo como se siente a traves de los medios sociales.
Lo que acabo de ver es..
  • Raro
  • Asqueroso
  • Divertido
  • Interesante
  • Emotivo
  • Increible

DEJANOS TU COMENTARIO