Mónica Farro, tras su operación: “Prioricé mi salud, hoy por hoy no quiero ser mamá”

La vedette se sometió a una ligadura de las trompas de Falopio e indicó los motivos que la llevaron a tomar la decisión. Ante la preocupación de sus allegados y en diálogo con RatingCero.com, indicó: “La intervención no fue de urgencia y ya estoy volviendo de sacarme los puntos”.

Mónica Farro tomó una decisión irreversible en relación a su edad, su salud y la maternidad. La vedette de 42 años decidió ligar sus trompas de Falopio luego de que su ginecólogo le informara sobre los riesgos que podía ocasionarle el consumo de pastillas anticonceptivas sumado a que fuma a diario.

“Fui al médico porque no me venía la menstruación. Me hice los estudios y tampoco estaba embarazada, así que hice una ecografía para descartar que haya algo internamente. Mi idea era consultarle si era posible tomarme un ‘descanso’ de las pastillas, porque hacía 20 años que las tomaba, y me dijo que a esta edad ingerir las píldoras y fumar puede causar trombosis”, explicó Farro.

El pronóstico la sorprendió porque no estaba enterada de la consecuencia negativa que podía traer esa combinación y presentaba antecedentes familiares de AVC por parte de su hermano y su papá. “Me asusté y dije ‘no quiero esto para mí’. No sé si quiero tener hijos ahora”, analizó Mónica, que ya es mamá de Diego, de 23 años.

Fue en ese momento cuando su médico le recomendó la ligación de las trompas: “Tuve DIU (Dispositivo intrauterino) pero mi cuerpo lo rechazó y el uso del preservativo no me convencía porque con una pareja estable el sexo no es lo mismo”, indicó la vedette, quien desde hace un año está en pareja con Leandro Herrera.

“Fue una operación por salud. Una decisión entre los dos, más mía que de él. No creo que cuando tenga más años quiera tener más hijos. Una tiene que entender que está grande”, indicó la vedette y rescató la madurez de su pareja –once años menor que ella- en entenderla y acompañarla.

La operación es irreversible, si bien antes se ligaban las trompas, ahora se cauterizan. Se trata de una intervención laparoscópica que consta en tres incisiones, una en el ombligo y dos en las ingles. “El post operatorio es jodido. Me sentí mal, horrible. Psicológicamente no me hizo nada bien, pasamos unos días tristes y pensativos. Hasta que no te lo plantean no pensás en que nos vas a ser mamá nunca más,pero me quedo tranquila porque el médico me dijo que era lo mejor”.

Ante la posibilidad de tener hijos por otros métodos, Farro consideró: “Yo hoy prioricé mi salud, si el día de mañana quiero ser mamá, puedo tener un bebé in vitro. A esta edad toda cambia, hay riesgos. No tengo idea si dentro de cinco años voy a querer estar embarazada otra vez”.

A raíz de su decisión, la vedette hizo hincapié en la importancia de leer los prospectos e informarse antes de recurrir a un método anticonceptivo: “Me enteré de que podía causar trombosis cuando me dijo el médico. Si está en el prospecto nunca lo leí, ahora que lo sé, lo comenté y varias personas lo sabían. Habría que darle más difusión a este tema para que la gente sepa”.

A una semana de su operación y ya sin los puntos, Farro se mostró entusiasmada de poder retomar su rutina en el gimnasio, el trabajo y seguir su vida con un cuidado diferente, sabiendo que su cuerpo se recupera con normalidad.

Gracias por calificar! Ahora puedes decirle al mundo como se siente a traves de los medios sociales.
Lo que acabo de ver es..
  • Raro
  • Asqueroso
  • Divertido
  • Interesante
  • Emotivo
  • Increible

DEJANOS TU COMENTARIO