Córdoba es un distrito estratégico para Milei. Es la provincia en la que se impuso con más del 75 por ciento de los votos en el balotaje y la que ha visitado en múltiples ocasiones en campaña. También la que eligió como escenario para su fallido Pacto de Mayo— devenido en un deslucido acto— y donde se ubican dos de los únicos tres pueblos con intendentes libertarios de todo el país.

«No tengo idea lo que propone, por eso es que lo voto, por ahí la pegamos», Rubén Macagno, fiscal de La Libertad Avanza en Los Chañaritos.

Pero también está Los Chañaritos, un pueblo de poco más de 430 habitantes ubicado a unos 100 kilómetros de Córdoba capital. Allí Milei cosechó el 90,1 por ciento de los votos. De las 271 personas que votaron en el balotaje, 238 eligieron la boleta de Javier Milei: tan solo 26 habitantes optaron por Sergio Massa, hubo dos votos en blanco y cinco anulados. La participación fue muy baja: apenas 58% del padrón.

Los Chañaritos está ubicado sobre la Ruta Nacional 19, a unos 100 kilómetros de la capital de Córdoba.

Los tambos de leche, el feedlot engorde a corral— y la cosecha de soja, maíz y trigo, entre otros, son las principales actividad económicas de un pueblo que le debe su nombre a los árboles de chañares que abundan en la zona. Una pequeña fábrica de muebles y la planta de una empresa gigante del rubro de los alimentos ubicada a 30 kilómetros, son otras de las fuentes de empleos de la comuna.

La cosecha de soja, maíz y trigo son algunas de las principales actividades económicas del pueblo. Imagen: Campo Directo TV.

Milei en las urnas, la UCR al poder

Aunque Milei ganó en las elecciones presidenciales, Los Chañaritos es gobernada por un jefe comunal (intendente) radical, Franco Mezzopeva. La UCR, contra la que recurrentemente Milei despotrica, está al frente del distrito desde 2011. Mezzopeva fue el único candidato que se presentó en las últimas elecciones para suceder a Elena Massimino. Dueño de campos en los que cultiva soja, maíz y trigo y en los que cría ganado, el jefe comunal describe el fenómeno libertario que llegó a su pueblo con pocas palabras: “La gente se cansó de los mismos de siempre y quería un cambio”.

La comuna se financia con un impuesto inmobiliario y lo que se cobra por el servicio de agua. Pero, en palabras del intendente, dependen casi exclusivamente de la coparticipación provincial que el propio Milei amenaza con eliminar a nivel nacional: “Sin eso no podemos”resume Mezzopeva. El pueblo tiene agua potable y luz eléctrica provista por una cooperativa privada: los habitantes pagan casi 5 veces más por kw consumido en comparación a los usuarios de EPEC, la empresa estatal provincial de Córdoba.

Frente de la sede comunal de Los Chañaritos.

«Dependemos de la coparticipación provincial», Franco Mezzopeva, jefe comunal de Los Chañaritos.

La obra pública es clave en el desarrollo del pueblo que votó a Milei casi en su totalidad. Hace pocos meses la Provincia finalizó las obras para la instalación del gas natural y solo falta la conexión a las casas. Sus calles están pavimentadas casi por completo: a finales de 2022, gracias a la inversión del gobierno nacional, se realizaron 400m2 de cordón cuneta —que permite definir veredas y calzadas—, 144m2 de badenes —para reducir la velocidad de los vehículos— y 1,100m2 de adoquines.

Cartel de obra pública ejecutada entre fines de 2022 y comienzos de 2023 por parte del gobierno nacional.

El pueblo más libertario de Argentina

La densa niebla que cubre al pueblo se disipa y sale el sol. Es una calurosa mañana de otoño. No hay actividad en las calles. Solo se oye a los perros y a un tractor que se dirige hacia los campos. Tal es la paz y la tranquilidad, que un par de extraños haciendo preguntas y sacando fotos por las calles son interrogados por la policía luego de varios llamados de vecinos, preocupados ante la presencia de desconocidos.

Ya desde las PASO los resultados —Milei sacó 50%— sorprendieron a los propios habitantes del pueblo. Aunque ellos mismos reconocen que tenían ciertas preocupaciones con respecto a Milei. “Teníamos miedo por la portación de armas, la donación de órganos y esas cosas”, cuenta Lucila, dueña de un almacén. Esas dos cuestiones se oyen en boca de casi todos los consultados, aunque el carnicero y fiscal libertario tenía su propia versión. “Rubén insistía en que exageraban para perjudicar a Milei y que en realidad él tenía buenas propuestas. Yo la voté a la Bullrich y en el balotaje no me quedó otra que votarlo a Milei”, agrega la comerciante mientras atiende a un cliente.

Casi todas las calles del pueblo están pavimentadas.

Sin embargo, se queja por los sucesivos aumentos que castigan una y otra vez a las billeteras de todos los argentinos. Aumentos a los que no escapan los pueblos más libertarios. “Se siente el aumento de la nafta. La luz subió 97%, eso acá a los comerciantes nos mató”, lamenta. De todas maneras, se muestra de acuerdo con la quita de los subsidios y apunta contra el gobierno de Córdoba, al que responsabiliza por las subas. Lo cierto es que en febrero, por la quita de subsidios por parte de Nación, hubo aumentos de hasta 200% en las boletas de luz en Córdoba. En mayo se sumó otro 100% de incremento para industrias, comercios y residenciales de altos ingresos.

“Votamos a Milei porque queríamos un cambio. Más para sacar a los anteriores que otra cosa”, reconoce una joven, que pide no ser nombrada, mientras trabaja. “Ruben (Macagno) nos conoce a todos y tiene mucho chamuyo, nos convenció de votar a Milei”, cuenta entre risas. De todos modos, se pone seria al lamentar los aumentos en los servicios públicos y los alimentos, aunque, casi susurrando, asegura que “era necesario”.

La Iglesia «Cristo Rey» es la edificación más importante y cuidada del pueblo.

«A lo mejor hace falta un loco para salir adelante»

Rubén Macagno tiene 50 años. Es dueño de La Famiglia, la única carnicería del pueblo. Divide su tiempo entre trabajar en el local y una escuelita de fútbol para chicos en la que es entrenador. Fue el fiscal general de La Libertad Avanza en Los Chañaritos para las últimas elecciones y el principal promotor—con mucho éxito— de la candidatura presidencial de Javier Milei en el pueblo.

“Hace un año lo empecé a escuchar a este loco que hablaba en la tele. Me gustaba ver los programas a los que iba él, que se le reían. Vi en Facebook que necesitaban fiscales para el Departamento, me anoté y me llamaron. Me preguntaron ‘vos qué sabés de política’, y yo les dije ‘nada, yo soy antipartidos políticos’”, relata. Macagno dice sentirse defraudado con todos los gobiernos que vio. «Desde el 83 siempre lo mismo, votemos algo nuevo», le pedía a sus vecinos de cara a las elecciones presidenciales de 2023.

Carnicería «La Famiglia», el negocio de Rubén Macagno. 

Rubén atiende a la prensa provincial y nacional que lo llama y lo visita para indagar sobre el fenómeno de Los Chañaritos, pero también a periodistas del exterior que asisten, algo atónitos, al boom libertario en el pueblo. Él lo disfruta: “Me están llamando de todos lados”, dice sonriente.

La gente acá tenía miedo, decía que Milei era un loco, que iba a salir a matar gente. Y yo les respondía que a lo mejor hace falta un loco para salir adelante, sostiene. En sus palabras, las propuestas con las que militó a Milei en el pueblo fueron las vinculadas a la seguridad, aunque reconoce que en el pueblo no ocurren hechos delictivos. “Lo que reventó todo fue la chica que matan en moto (en alusión al caso de Morena, la niña asesinada en Lanús, Provincia de Buenos Aires). Mi familia en Córdoba (capital) vive enjaulada y no es justo. No sabíamos qué iba a hacer Milei con la economía, es un tipo nuevo, que no es político. Yo le tenía fe en la inseguridad”, explica.

Rubén Macagno, fiscal general de La Libertad Avanza en Los Chañaritos.

“La gente acá tenía miedo, decía que Milei era un loco, que iba a salir a matar gente. Y yo les respondía que a lo mejor hace falta un loco para salir adelante”, Rubén Macagno, fiscal de La Libertad Avanza en Los Chañaritos.

A pesar de su admiración por Milei, hace una advertencia en nombre del pueblo: “Acá le tenemos paciencia hasta fin de año. Tienen que dejar de aumentar los servicios, ya está”. Pero Rubén también apunta al Gobernador por los incrementos en la luz: “Es Llaryora, pero le echa la culpa a Milei”.

-El aumento en los servicios se da por la quita de subsidios de parte de Nación.

-No sé si Llaryora tiene razón, pero no convence a nadie.

El recorte a los subsidios energéticos no fue el único. El gobierno nacional dejó de pagar el Fondo Nacional de Incentivo Docente (FONID), un aporte económico que el Ejecutivo Nacional giraba a las provincias para mejorar los sueldos docentes —del cual la Provincia se hizo cargo—. También el Fondo Compensador al Transporte Público, lo que se tradujo en fuertes aumentos en colectivo y trenes. Además, hubo un gran recorte en la coparticipaciónEntre enero y abril se produjo una caída del 19,2% en términos reales de las transferencias de Nación, según datos del gobierno provincial.

«A Milei le tenemos paciencia hasta fin de año. Tienen que dejar de aumentar los servicios, ya está», Rubén Macagno, fiscal de La Libertad Avanza en Los Chañaritos.

Mayo fue el primer mes con aumento de las transferencias de Nación a Córdoba: 23% interanual en términos reales. Según el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF), esto se explica solo por el aumento en la recaudación del Impuesto a las Ganancias (80,4% interanual). En el mismo período la recaudación por IVA bajó 19,3%, lo que demuestra la brutal caída en la actividad económica. 

Rubén asegura que “falta mucha generosidad de parte del sector privado» y que tienen que ganar “un poquito menos”. Afirma que el Presidente debería conversar con las grandes empresas para ver sus costos y que no tengan tanta ganancia. “No siempre hay que ganar al 100%”, sostiene. También reconoce que las ventas se desplomaron más de un 30% con respecto a diciembre: “Mermó muchísimo el consumo de carne”.