La Patria no es el otro, el otro es una molestia…

Nos parece totalmente valedero publicar en NSA Diario Digital y Radio On Line, para que prestigie nuestro sitio, pensamientos de un gran escritor, periodista y amigo. Hablamos de ALEJANDRO HIPPOLITO. Un hombre bonaerense de los pagos de TANDIL, Lic. en Ciencias de la Comunicación (UBA).

 

 

«El otro no es la patria, el otro es una molestia, una incomodidad, es alguien que viene a ocupar el espacio que reservábamos para cuestiones privadas como si fueran públicas.
El otro no es la patria, por lo menos en términos de nuestro imaginario colectivo e individual, para que la patria sea el otro debemos realizar un trabajo profundo que contempla el despojo del egoísmo y la renuncia a la visualización hipnótica de nuestro propio ombligo.
Por eso no alcanza con un eslogan repetido como una consigna poderosa. hace falta la práctica, es necesario incursionar en el terreno de la solidaridad, el altruismo, la renuncia y el amor auténtico, ese que no espera premio o compensaciones.
Y esto es mucho pedir para una sociedad plagada de nefastos preconceptos y de hipocresías persistentes.
Una conformación ecléctica que se sostiene en la elevada autoestima de un sector benefactor desde la caridad impostada, la moneda ruidosa que cae en la lata del mendigo y que suena a campanas celestiales en los oídos de los fallutos que la juegan de decentes y sensibles persignándose de igual manera frente al altar de un santo o la figura de un pobre peligrosamente cercano.
Para que la patria sea el otro, es decir para que el otro sea con nosotros y nosotros seamos con el otro, hace falta mucho más que una enunciación entusiasta o la repetición compulsiva que no encuentra su anclaje en la realidad individualista y hostil que nos envuelve.
No somos tan buenos como muchos creen, tampoco debemos ser tan malos como imaginamos otros. Lo cierto es que estamos construidos en base a prejuicios heredados, conceptos predigeridos y odios inoculados que combaten incansablemente con nuestras ganas de ser mejores.
Hay quienes se creen gigantes pero viven asomados a los zócalos de la vida, hay quienes se suponen guardianes de la moral y la república, pero van borrando con una rama lo que van proclamando a cada paso para que todos los vean
Y cada vez son más las voces acalladas que proponen una mirada más real sobre aquello que nos pasa y sugieren la memoria como antídoto natural contra las epidemias de pobreza y salvajismo de la derecha envalentonada.
La patria no es el otro, todavía. Trabajemos para que lo sea y lo demás llegará de todas formas como una saludable consecuencia.»

…alejandro ippolito…

Gracias por calificar! Ahora puedes decirle al mundo como se siente a traves de los medios sociales.
Lo que acabo de ver es..
  • Raro
  • Asqueroso
  • Divertido
  • Interesante
  • Emotivo
  • Increible

DEJANOS TU COMENTARIO